Volvo

En 2021 habrá coches autónomos de Volvo

En 2021 habrá coches autónomos de Volvo

Hace ya algunos años que se está hablando sobre cuándo llegarán a las carreteras los coches autónomos, cuándo se podrán adquirir, qué fabricantes serán los primeros en lanzarlos al mercado… Aunque son muchos los fabricantes que ya han hablado al respecto y han dado fechas orientativas en las que lanzarán sus vehículos, aún no conocíamos nada sobre los planes que tenía Volvo. Sin embargo, ahora sabemos algo más.

Ya se conocen cuáles son los planes de Volvo respecto a los coches autónomos y es importante conocer cierta información. Lo que más llama la atención es que por fin se conoce una fecha para que podamos ver circular coches sin conductor de Volvo por las calles, e incluso, para poder adquirir uno. Será en el año 2021, por lo que solo falta esperar cinco años para poder disfrutar de ellos.

El CEO de la compañía, Hakan Samuelsson ha sido el encargado de realizar estas declaraciones. No es nada raro que haya sido él quien haya realizado estas declaraciones ya que es normal que conozca a la perfección cómo está evolucionando la tecnología de los coches autónomos en su empresa, y sepa también cuáles son sus planes para alcanzar este tipo de tecnología.

Lo que se conoce sobre los planes de introducir la tecnología de los coches autónomos en la compañía es que no sacarán un coche autónomo en sí, sino que incluirán esta tecnología como un extra, que como es previsible, únicamente estará disponible en los coches de alta gama.

Los coches dispondrán de volante, para que cuando el “conductor” tenga ganas de conducir no tenga ningún problema en hacerlo, aunque la función autónoma será total, por lo que cuando al “conductor” le apetezca descansar o relajarse, también podrá hacerlo, disfrutando por ejemplo de una película, al igual que podría hacer en otro vehículo autónomo cualquiera.

Volvo ha presentado el Concept 26

Volvo ha presentado el Concept 26

Después de tanto tiempo leyendo información sobre la conducción autónoma, está bastante claro que tras ver los últimos avances tecnológicos, podemos decir que dentro de la conducción pasará a ser una simple característica, en lugar de una actividad en sí misma. Dentro de pocos años, cuando digamos “conductor” no tendrá sentido alguno, siendo necesario reemplazarla por la palabra “ocupante”. Sin embargo, Volvo nos ha dado una buena noticia y es que el conductor seguirá teniendo algo de protagonismo, aunque no conduzca.

El coche autónomo presentado por el fabricante y llamado Concept 26 supondrá un enorme paso para el fabricante sueco en su camino para encontrar el vehículo autónomo perfecto. Mientras algunos fabricantes se empeñan en desarrollar prototipos que se basan en modelos de la actualidad, siendo un ejemplo de ello el de Audi con el RS7 piloted driving concept, otros fabricantes parece que han cambiado de siglo, como es el caso de  Mercedes con sus F015 Luxury in Motion y con el Vision Tokyo. Sin embargo, los ingenieros de Volvo han creado un concepto claramente evolucionado, pero factible.

La idea que ha tomado como premisa Volvo es que a la mayoría de conductores sí que les gusta conducir su coche, aunque obviamente, no disfrutan  tanto en los desplazamientos diarios al trabajo, ni tampoco en pesados y monótonos viajes por autopista. Es para estos casos para los que Volvo prevé que los sistemas de conducción autónoma empiecen a funcionar. Esto hará que podamos disfrutar de nuestro valioso tiempo cuando no nos apetece conducir. Este es el origen del número 26 que han escogido para este concept, los 26 minutos que usamos de promedio en llegar al trabajo.

Por este motivo, Volvo ha creado un puesto de conducción que puede adaptarse de forma activa a tres tipos de uso, el de conducir, el de crear y el de relajarse. Así, cuando no nos apetezca conducir, el asiento se deslizará hacia atrás, el volante se retraerá, apareciendo en el lado derecho del salpicadero una amplia pantalla digital que podremos utilizar para lo que queramos. Además, junto a la puerta aparecerá una pequeña mesa que te servirá tanto para trabajar con el portátil como para desayunar. Pero, si lo que necesitas  es descansar, podrás tumbarte completamente, apareciendo un reposapiés y retrayéndose la consola central para que tengamos más espacio.

¿Quién es el responsable de los accidentes de vehículos autónomos? 1ª Parte.

¿Quién es el responsable de los accidentes de vehículos autónomos? 1ª Parte.

Como ya vimos en el artículo anterior, el fabricante sueco Volvo afirmó que iba a aceptar la total responsabilidad de aquellos accidentes en los que se involucrasen sus coches sin conductor, habiéndose convertido gracias a esto en una de las primeras empresas de coches en hacerlo. Sin embargo, se han unido también los fabricantes Mercedes y  Google, habiendo hecho declaraciones parecidas.

Volvo realizó estas declaraciones para lograr acelerar la regulación en Estados Unidos, donde según ellos, hay una serie de “detalles” en el reglamento, que está frenando a esta industria.

Actualmente, la barrera más grande con la que nos encontramos es la de la incertidumbre sobre la responsabilidad en un choque donde haya implicado un coche autónomo.

El pasado jueves hubo un discurso en Washington DC donde el presidente de Volvo Cars, Hakan Samuelsson, declaró que Estados Unidos en la actualidad es el “país más avanzado del mundo en cuanto a conducción autónoma se refiere”. No obstante, opina que “los riesgos hacen que pierda su liderazgo”, lo que se debe a la falta de leyes Federales para la “prueba y certificación” de los vehículos autónomos. Esto hace que los fabricantes de automóviles se tengan que enfrentar a reglas absurdas de estado a estado, lo que obviamente, hace más complicado el desarrollo de su tecnología.

Un ejemplo de ello es que únicamente unos pocos estados, como son California y Nevada, permiten las pruebas de coches autónomos en carreteras públicas, siendo lo peor de esto que el reglamento sobre la certificación es distinto en cada estado.

La regulación se ha ralentizado también debido a las preocupaciones éticas y legales que van surgiendo, sobre todo en el caso de los accidentes con coches de esta naturaleza. ¿Podría ser peor la situación que en Estados Unidos? Pues sí, en Europa es incluso peor, como ha explicado el jefe técnico de Volvo, Eric Coelingh. “Como con todas las nuevas tecnologías, es de vital importancia conseguir que el gobierno la regule para su correcta implementación”.

Sigue leyendo el resto del artículo

Volvo piensa asumir los accidentes de sus coches sin conductor

Volvo piensa asumir los accidentes de sus coches sin conductor

Los coches sin conductor se encuentran más cerca de lo que imaginábamos. Hace ya muchos años que esperábamos que nuestro vehículo tuviese otro tipo de relación con nosotros, distinta de llevarnos del punto A, al punto B. Algo así como que nos saludase cuando nos montásemos en el coche, que nos contase las últimas noticias, y que sobre todo, se encargase de llevarnos al trabajo mientras descansábamos.

Sin embargo, hasta hace muy poco simplemente era un sueño. En la actualidad, la tecnología para esto ha avanzado muchísimo, y la mayoría de los fabricantes se encuentran sumergidos en su proyecto propio de movilidad autónoma. Parece ser que el problema ya no es la tecnología, sino que ha empezado a serlo la legislación.

Lo que sí está claro es que todavía es necesario avanzar mucho. Ya no se trata únicamente de que  los gobernantes consigan aprobar leyes que ofrezcan la posibilidad de que circulen los coches sin conductor, sino que también es necesario que los ciudadanos aceptemos que la máquina tenga todo el control. Ya conocemos algunos países donde hay coches que cuentan con licencia, pero eso sí, de pruebas.

No obstante, sigue habiendo una pequeña pega con los vehículos autónomos, y es que la norma general dice que para que un coche autónomo pueda circular siempre debe haber un conductor a los mandos, por si fuese necesario que tomase el control del vehículo. Entonces, la pregunta es, ¿de qué nos sirve un coche autónomo si tenemos que estar pendiente de él?

Otra pregunta que nos asalta es quién asumiría la responsabilidad legal en el caso de que ocurriese un accidente. Imagina que tu coche autónomo golpea a otro vehículo o a un peatón, sería obvio que la culpa no es del pasajero, ya que él no está tomando los mandos, sino que simplemente se está dejando transportar. Lo más lógico sería que, como con el resto de productos que podamos adquirir, asumiese las consecuencias su fabricante, en el caso de que el producto tenga un fallo.

Por este motivo, el fabricante Volvo, que como todos sabemos es una marca que se preocupa por la seguridad, ha decidido pronunciarse sobre este tema. Su CEO Hakan Samuelsson ha aclarado lo siguiente: “Volvo aceptará todas las responsabilidades en el caso  de que sus coches autónomos se vean envueltos en un accidente, pero solo si en ese momento estaba activo el modo autónomo”.

Volvo va a lanzar cien coches autónomos en el año 2017

Volvo va a lanzar cien coches autónomos en el año 2017

Volvo se ha unido a la carrera para presentar y lanzar al mercado el mejor vehículo autónomo, algo que intenta conseguir antes de la pauta que estableció su rival principal, el fabricante Nissan, quien tiene la intención de haber presentado y lanzado al mercado su vehículo para el año 2020. Por esta razón, Volvo está intentado tomarle una ventaja de tres años.

Formando parte del proyecto Drive Me, el fabricante de origen sueco ha anunciado que hará un programa piloto con cien automóviles especiales de conducción autónoma en la ciudad de Gotemburgo en el año 2017, para lograr demostrar que su sistema llamado Autopilot, se encuentra preparado para lidiar con tráfico real.

Este vehículo estará equipado con una moderna red de sensores, además de incluir la asistencia satelital, y otras tecnologías que ya conocemos como son por ejemplo, el reconocimiento de obstáculos, el frenado automático y el control de dirección. Volvo está  ultimando hasta el detalle más insignificante para demostrar cuál es la causa de que sean la marca con los coches más seguros de todo el mundo.

Todos pensamos que este proyecto parece muy prometedor, pero para que realmente lo sea, Volvo tendrá que tener el máximo cuidado al hacer las pruebas iniciales, las cuales no podrán hacerse en vialidades de doble sentido ni en zonas donde pudiese haber peatones o ciclistas. Con esto nos referimos a que se deberán hacer en carreteras con tráfico específico y por supuesto, en condiciones climáticas adecuadas. Después de eso, se irá aumentando la dificultad, empezando por rutas con tráfico distinto con menos carriles, pasando después a carreteras de doble sentido, y por último, llegando  a zonas donde el vehículo interactúe con los peatones.

Según ha explicado el Dr. Erik Coelingh, el cual es el director técnico especialista de Volvo Cars: “Crear un complejo sistema que cuente con un 99% de fiabilidad no es lo suficientemente bueno, por lo que tenemos que lograr llegar lo más cerca del 100% antes de permitir que  estos vehículos circulen con tráfico en la vida real“.

Además, ha agregado lo siguiente: “Nuestro sistema cuenta con un enfoque parecido al de la industria aeronáutica, donde hay que operar a prueba de fallos, donde los automóviles estarán equipados con sistemas independientes que trabajan de forma conjunta con el fin de brindar la información de apoyo que se necesita en caso de que alguno de ellos no consiga brindar la suficiente información se tendrá que complementar con la información de otro y garantizando de esta forma la seguridad y la fiabilidad de piloto automático sin que importe si alguno de estos sistemas deja de funcionar de forma correcta”.

Esta es sin lugar a dudas una tecnología que va a cambiar la forma en que nos transportamos de un sitio a otro, sobre todo si reconocemos que la causa principal de los accidentes en el mundo se deben a negligencias humanas. ¿Conseguirá Volvo cumplir su objetivo de lograr una ciudad sin accidentes de tráfico?

Volvo prueba sus coches sin conductor en Barcelona

Volvo prueba sus coches sin conductor en Barcelona

Volvo ha probado su tecnología de coches sin conductor por las carreteras de Barcelona. Estos son  gracias a la tecnología SARTRE (Safe Road Trains for the Environment), que ha logrado que estos coches puedan circular en carreteras con tráfico real, sin necesidad de ser conducidos por una persona.

Estos 3 modelos de Volvo (Volvo XC60, Volvo V60 y Volvo S60) han circulado por carreteras de Barcelona gracias a este sistema. Este invento está en fase de prueba y según dice Linda Wahlström, directora del proyecto, “Hemos hecho 200 kilómetros y la prueba ha salido bien”.

Estos coches de Volvo funcionan como un vagón en un tren. Para lograr el experimento, es necesita un convoy, que en estas pruebas ha sido un camión Volvo. Éste sirve de guía al resto de vehículos. El convoy está conducido por un conductor. Después de muchas pruebas y simulaciones han comprobado en España por primera vez que el sistema funciona.

El objetivo máximo de este tipo de coches es evitar ante todo, accidentes, ya que se puede mejorar la circulación y evitar también los atascos. Además este sistema permite mantener la distancia de seguridad, por lo que se da un paso gigante en materia de conducción.