Vehículos autónomos

¿Quién es el responsable de los accidentes de vehículos autónomos? 1ª Parte.

¿Quién es el responsable de los accidentes de vehículos autónomos? 1ª Parte.

Como ya vimos en el artículo anterior, el fabricante sueco Volvo afirmó que iba a aceptar la total responsabilidad de aquellos accidentes en los que se involucrasen sus coches sin conductor, habiéndose convertido gracias a esto en una de las primeras empresas de coches en hacerlo. Sin embargo, se han unido también los fabricantes Mercedes y  Google, habiendo hecho declaraciones parecidas.

Volvo realizó estas declaraciones para lograr acelerar la regulación en Estados Unidos, donde según ellos, hay una serie de “detalles” en el reglamento, que está frenando a esta industria.

Actualmente, la barrera más grande con la que nos encontramos es la de la incertidumbre sobre la responsabilidad en un choque donde haya implicado un coche autónomo.

El pasado jueves hubo un discurso en Washington DC donde el presidente de Volvo Cars, Hakan Samuelsson, declaró que Estados Unidos en la actualidad es el “país más avanzado del mundo en cuanto a conducción autónoma se refiere”. No obstante, opina que “los riesgos hacen que pierda su liderazgo”, lo que se debe a la falta de leyes Federales para la “prueba y certificación” de los vehículos autónomos. Esto hace que los fabricantes de automóviles se tengan que enfrentar a reglas absurdas de estado a estado, lo que obviamente, hace más complicado el desarrollo de su tecnología.

Un ejemplo de ello es que únicamente unos pocos estados, como son California y Nevada, permiten las pruebas de coches autónomos en carreteras públicas, siendo lo peor de esto que el reglamento sobre la certificación es distinto en cada estado.

La regulación se ha ralentizado también debido a las preocupaciones éticas y legales que van surgiendo, sobre todo en el caso de los accidentes con coches de esta naturaleza. ¿Podría ser peor la situación que en Estados Unidos? Pues sí, en Europa es incluso peor, como ha explicado el jefe técnico de Volvo, Eric Coelingh. “Como con todas las nuevas tecnologías, es de vital importancia conseguir que el gobierno la regule para su correcta implementación”.

Sigue leyendo el resto del artículo

Volvo piensa asumir los accidentes de sus coches sin conductor

Volvo piensa asumir los accidentes de sus coches sin conductor

Los coches sin conductor se encuentran más cerca de lo que imaginábamos. Hace ya muchos años que esperábamos que nuestro vehículo tuviese otro tipo de relación con nosotros, distinta de llevarnos del punto A, al punto B. Algo así como que nos saludase cuando nos montásemos en el coche, que nos contase las últimas noticias, y que sobre todo, se encargase de llevarnos al trabajo mientras descansábamos.

Sin embargo, hasta hace muy poco simplemente era un sueño. En la actualidad, la tecnología para esto ha avanzado muchísimo, y la mayoría de los fabricantes se encuentran sumergidos en su proyecto propio de movilidad autónoma. Parece ser que el problema ya no es la tecnología, sino que ha empezado a serlo la legislación.

Lo que sí está claro es que todavía es necesario avanzar mucho. Ya no se trata únicamente de que  los gobernantes consigan aprobar leyes que ofrezcan la posibilidad de que circulen los coches sin conductor, sino que también es necesario que los ciudadanos aceptemos que la máquina tenga todo el control. Ya conocemos algunos países donde hay coches que cuentan con licencia, pero eso sí, de pruebas.

No obstante, sigue habiendo una pequeña pega con los vehículos autónomos, y es que la norma general dice que para que un coche autónomo pueda circular siempre debe haber un conductor a los mandos, por si fuese necesario que tomase el control del vehículo. Entonces, la pregunta es, ¿de qué nos sirve un coche autónomo si tenemos que estar pendiente de él?

Otra pregunta que nos asalta es quién asumiría la responsabilidad legal en el caso de que ocurriese un accidente. Imagina que tu coche autónomo golpea a otro vehículo o a un peatón, sería obvio que la culpa no es del pasajero, ya que él no está tomando los mandos, sino que simplemente se está dejando transportar. Lo más lógico sería que, como con el resto de productos que podamos adquirir, asumiese las consecuencias su fabricante, en el caso de que el producto tenga un fallo.

Por este motivo, el fabricante Volvo, que como todos sabemos es una marca que se preocupa por la seguridad, ha decidido pronunciarse sobre este tema. Su CEO Hakan Samuelsson ha aclarado lo siguiente: “Volvo aceptará todas las responsabilidades en el caso  de que sus coches autónomos se vean envueltos en un accidente, pero solo si en ese momento estaba activo el modo autónomo”.

DGT establecerá un marco estable para pruebas de coches autónomos

DGT establecerá un marco estable para pruebas de coches autónomos

En Estados Unidos hace años que se empezaron a realizar pruebas con vehículos autónomos, al igual que en otros países, como por ejemplo, Reino Unido, donde hace ya meses lanzaron a las carreteras un pequeño coche sin conductor, con el cual realizarían pruebas para poder corregir algunos posibles errores, y al mismo tiempo, conocerían la opinión de los habitantes del país. Algunos opinaban que no montarían en ese vehículo ni aunque le pagasen, porque no lo veían seguro, y otros, decían, “claro, ¿por qué no?”.

El caso es que como siempre, en España seguíamos muy atrasados en ese ámbito. Por este motivo, muchas personas a las que les gustan los coches, o que su trabajo está relacionado con este sector, se preguntaban cuándo se pondría las pilas la DGT para que en nuestro país también se realizasen pruebas. Si tú eres de los que se hacía esa pregunta, y estaba molesto por lo atrasados que estamos en esa área, tenemos una buena noticia.

La DGT tiene la intención de establecer un marco que ampare las pruebas de coches sin conductor. Así lo explicó hace poco el subdirector de Movilidad de la institución, Jaime Moreno. Además, declaró  que la apuesta de la Dirección General de Tráfico por las nuevas tecnologías en el sector automovilístico “es total”, aclarando que la conducción autónoma “está más cerca de lo que pensamos”. Esto es algo que sabíamos, aunque sospechábamos que en España estaría un poco más lejos, y sería uno de los últimos países donde lo podríamos presenciar.

Igualmente, se encargó de añadir que los coches autónomos supondrán seguro “una importante bolsa de inversión”, tanto a nivel europeo con el programa Horizonte 2020, como también para las marcas y fabricantes como son por ejemplo, Google y Tesla.

Ya hay varios fabricantes que declaran que el año 2025 será  el año en el que los coches serán capaces de conducir de forma totalmente autónoma, ¿qué opinas tú?

No habrá coches sin conductor del grupo Jaguar Land Rover

No habrá coches sin conductor del grupo Jaguar Land Rover

Según ha declarado Wolfgang Epple, quien es Jefe de Investigación y Desarrollo del grupo automovilístico, en un evento con periodistas celebrado en su centro de Inglaterra “El grupo Jaguar Land Rover nunca fabricará coches sin conductor“. Esta afirmación suena bastante rotunda, ya que casi ningún fabricante ha dicho de esta agua no beberé, por lo que chocó bastante a las personas que acudieron al evento.

Epple se negó en rotundo a fabricar robots que traten a los usuarios como una carga que tienen  que transportar de un lugar a otro, que es realmente lo que sucede con el resto de vehículos autónomos de los que hemos hablado. No obstante, el jefe de I+D sí que afirmó que Jaguar Land Rover estaba trabajando para desarrollar funciones automáticas que ayudasen a los conductores en situaciones concretas, como podría ser por ejemplo la búsqueda de aparcamiento.

Como ejemplo de esto, ya anunciaron la función de control remoto en el Range Rover Sport que ofrece la posibilidad al conductor de usar su coche desde el exterior del vehículo mediante el teléfono móvil o la función que ayuda al usuario a localizar un aparcamiento en un parking desde el exterior del coche. Estos dos sistemas podrían estar a nuestra disposición en el año 2020.

Por otra parte, Epple no cree que sea correcta la afirmación de Elon Musk, fundador de Tesla, quien opinaba que las autoridades llegarán a prohibir los vehículos conducidos por personas en el futuro.

Para el Jefe de Investigación y Desarrollo de Jaguar Land Rover, los clientes van a tener siempre la posibilidad de tomar el control del coche en su tramo favorito de la carretera, ya que es necesario mantener la emoción que supone conducir un vehículo. Por último declaró que “La gente quiere utilizar la parte emocional del cerebro y la conducción autónoma no lo permite”.

Epple concluyó que en el futuro aparecerán coches autónomos inteligentes y seguros, los cuales presentarán habilidades cognitivas y tendrán la capacidad de tomar decisiones, aunque siempre el conductor será quien decida qué hacer.

Delphi intentará viajar de forma autónoma de San Francisco a Nueva York

Delphi intentará viajar de forma autónoma de San Francisco a Nueva York

Audi y uno de sus prototipos ha recorrido sin intervención humana los 885 kilómetros que hay desde Los Ángeles a Las Vegas, para poder acudir a la Feria CES 2015 que se ha celebrado en la “Ciudad del Pecado”.

En ese lugar estaba presente también el fabricante de componentes para coches Delphi. Se desplazó a la feria para, principalmente, enseñar su propuesta de coche autónomo (hecho sobre la base de un Audi Q5) con el que en este momento busca ir bastante más lejos: busca que sea el primer vehículo autónomo que recorra EEUU de costa a costa sin ninguna intervención humana.

El trayecto será de 5.600 kilómetros e irá desde San Francisco a Nueva York. El recorrido durará una semana, para conseguir estar presente en el salón del automóvil que se celebrará en “La Gran Manzana” a principios del mes de abril.

En principio, a bordo del vehículo habrá siempre dos ingenieros de la empresa, que se ha encargado de seleccionar a seis de ellos para que participen en la aventura. Esto se debe básicamente a que las leyes de tráfico de ese país obligan a que, en estas pruebas piloto, haya siempre un conductor que pueda tomar los mandos en caso de que sea necesario.

Si te estás preguntando cómo funcionará este vehículo, hay que decir que este prototipo consiste en convertir un vehículo tradicional en autónomo, únicamente,  instalando todos los equipos, sensores y sistemas informáticos que sean capaces de poder darle esa independencia. Esto hace que, salvo por la forma en la que han decorado su carrocería, en muy poco se diferencia el Audi Q5 de Delphi del que, por ejemplo, puedas encontrar cualquier día en la calle.

La empresa ha instalado varios radares láser y, debido a que éstos no funcionan de forma adecuada en situaciones adversas como son la lluvia fuerte o la niebla, se han colocado además otros radares tradicionales. Asimismo, lleva incorporado tanto cámaras, como un sistema de navegación con GPS de alta precisión.

IBM no cree que en 2025 encontremos un mundo lleno de coches autónomos

IBM no cree que en 2025 encontremos un mundo lleno de coches autónomos

Las nuevas tecnologías están cada vez más impregnadas en el sector del automóvil, lo cual nos explica por qué IBM ha decidido convertir a los coches en los principales protagonistas del informe: “Automotive 2025: Industry without borders“, el cual fue publicado durante el recientemente celebrado Automotive News World Congress. En su informe ha declarado lo siguiente: “Mientras la industria del automóvil está experimentando un gran resurgimiento en los últimos años, está surgiendo una nueva identidad industrial más abierta, incluyente y que no tiene fronteras. Dar la bienvenida a esta transformación puede traducirse en enormes beneficios los cuales no habíamos visto desde la época en que fue automatizada la línea de montaje”. “Para el año 2025, la industria además de ser capaz de recrear nuestra profundamente digitalizada vida dentro de nuestros coches, podrá también proporcionar a los consumidores un papel más de mayor importancia en la definición de esa experiencia, sin importar si somos pasajeros o conductores.”

Los investigadores del IBM Institute for Business Value realizaron una entrevista a 175 ejecutivos de 21 países diferentes, pero todos vinculados al sector automovilístico, para conocer su visión sobre el futuro de esta industria:

  1. Aunque parezca increíble, únicamente un 8% de los participantes en la encuesta podrían imaginar el predominio de los coches autónomos dentro de solo diez años.
  2. Por otra parte, el 87% piensa que las cosas no van a cambiar mucho con respecto a cómo estamos ahora: la automatización se producirá, pero solo de forma parcial, facilitándonos la tarea de aparcar o desplazarnos a otro carril.
  3. Por último, hasta el 55% imagina a coches completamente autónomos en situaciones cotidianas, pero creen que dependerán de la intervención humana en situaciones más difíciles.

El estudio también indica que las prioridades de la industria automovilística han cambiado notablemente, situando “los deseos del cliente” justo debajo de la “innovación tecnológica”. Esto nos indica que desde este momento el papel de los compradores para adaptar sus coches a sus necesidades propias crecerá bastante. Más de la mitad de las personas entrevistadas (el 59%) consideraron el diseño de productos, las campañas de marketing y los servicios post-venta como las principales áreas en las que la industria automovilística se verá beneficiada de trabajar junto a los consumidores. Pero no sólo tendrá que adaptarse la forma de vender un coche a los nuevos patrones de los usuarios, sino que además deberán mejorar los modelos de movilidad:

  1. Deberá existir un feedback entre los fabricantes y los vehículos para poder detectar y solucionar los fallos técnicos.
  2. Serán creados nuevos modelos colaborativos para el uso del coche (como podría ser por ejemplo el coche compartido).
  3. Las tecnologías de abordo van a permitir a los nuevos vehículos inteligentes crear algo así como “redes sociales” entre ellos, lo cual les permitirá comunicarse y transmitir datos sobre el estado del tráfico.

Este estudio nos está dando una idea muy clara: solo crecerá la industria si empiezan a ofrecer un valor añadido en vez de limitarse a únicamente vender un mayor número de vehículos. Por último, habría que aclarar que a pesar de que un tercio de los encuestados considera que podrá adaptarse a los retos que suponen los vehículos autónomos, sólo uno de cada cinco encuestados cree que los vehículos sin conductor están preparados para funcionar de forma totalmente autónoma en el día de hoy.

Cómo afectarán los coches autónomos a la economía. 2ª Parte.

Cómo afectarán los coches autónomos a la economía. 2ª Parte.

Ahora, reflexionaremos sobre el punto de vista de la productividad, algo que sin duda también afecta a la economía. En las grandes ciudades, con sus enormes atascos en hora punta, vemos a miles de personas que pierden diariamente una hora al ir al trabajo, y otra al volver. Además de lo estresante que es, estamos dedicando una gran cantidad de tiempo a una tarea nada productiva.

Con la llegada de los coches autónomos no evitaremos los atascos, incluso podrían haber más, pues la gente que no se pueda permitir un vehículo en propiedad quizás pueda permitirse de forma esporádica ir en taxi autónomo. Sin embargo, en los atascos no tendremos que estar pendientes de los pedales del coche, y podremos hacer cosas más productivas, como podría ser, ponernos al día con el trabajo, leer el “periódico” o si estamos muy cansados, incluso echarnos un sueñecito. Gracias a esto, nuestro día sería más productivo.

Ahora, reflexionemos sobre el índice de accidentes. Con los coches autónomos en funcionamiento va a haber sin duda menos accidentes. Los ordenadores pueden reaccionar en milisegundos ante cualquier problema, y todos sabemos que para conducir no hace falta ninguna creatividad, que es algo que solo tienen los humanos. Conducir es algo mecánico, y por ese motivo, los coches autónomos lo harán mejor que nosotros, reduciendo los accidentes al mínimo.

No obstante, no reducir tanto los accidentes, podría traer, aunque suene mal, algunos inconvenientes, ya que, en primer lugar, también se verían reducidos los trasplantes de órganos, y por otro lado, los gobiernos necesitarán más dinero para pagar pensiones, pues la gente vivirá más tiempo. Los gastos en sanidad se verían reducidos, lo que es un punto a favor.

Cuando hablamos de la relación entre trasplantes de órganos y accidentes, lo hacemos porque se ha reducido considerablemente en los últimos años el número de accidentes de tráfico, lo que ha hecho que haya menos disponibilidad de órganos para trasplantar, y menos personas hayan podido tener una segunda oportunidad. Esto es debido a que la mayor parte de los donantes eran personas fallecidas en accidentes de tráfico, sobre todo, gente joven. El número de vidas salvadas en los accidentes, podría ser muy similar al número de personas que mueran esperando el trasplante de un órgano, aunque si lo pensamos bien, de una persona que muere, pueden sacar órganos para varias personas, por lo que el número de personas fallecidas a la espera de un órgano sería bastante mayor al número de personas que no morirían en la carretera. Al reducir casi al cero los accidentes, se creará un enorme problema médico en la sociedad.

Resumiendo, la llegada de los vehículos eléctricos traerá tanto grandes ventajas, como enormes inconvenientes, pero aún desconocemos cómo será la legislación, por lo que no podemos afirmas que vaya a ocurrir todo lo que nos hemos planteado. Ahora solo nos queda esperar.

Cómo afectarán los coches autónomos a la economía. 1ª Parte.

Cómo afectarán los coches autónomos a la economía. 1ª Parte.

Hace ya tiempo que se abrió un gran debate en torno a los coches sin conductor. Cada vez nos encontramos más cerca de ver por las calles de nuestra ciudad coches autónomos totalmente funcionales, que conduzcan solos mientras que los usuarios se relajan. Podemos pensar sobre todo esto que está muy bien, pero la verdad es que está dando lugar a grandes debates sobre ética y sobre legislación, pero, ¿se ha preguntado alguien cómo afectaría a la economía mundial?

Ahora haremos una reflexión sobre cómo cambiarían los distintos aspectos económicos de un país, y por lo tanto, de todo el mundo dónde se utilicen dichos vehículos.

Cuando salgan a la calle los coches autónomos habrá varias profesiones que con el tiempo acabarán desapareciendo, como son por ejemplo las siguientes: chóferes, conductores de autobús, taxistas, conductores de ambulancias, camioneros, etc., todo lo que conlleve desplazarse por carretera podría pasar a ser autónomo. Esto lo veríamos en primer lugar en el sector profesional, pues para una empresa el ahorro de costes sería altísimo. Eso teniendo en cuenta que la legislación lo permita, por supuesto.

Dejando aparte esos sectores,  ¿qué ocurriría con las autoescuelas? ¿Realmente se necesitará saber conducir para ir en el interior del habitáculo? Posiblemente al principio sí, pero con el paso de los años, probablemente no no. Este sería otro sector que desaparecería de nuestra sociedad, y antes de lo que pensamos. Quizás este sector podría desaparecer en unos 15 años… Algo inquietante, sin duda.

También hay que pensar  que aparcar ya no será una tediosa tarea. Al ser los vehículos autónomos nos podremos bajar del coche  dónde nos apetezca y será el vehículo quien se encargue de buscar un sitio para estacionar. Cuando queramos irnos simplemente habría que indicar al vehículo que venga a recogernos. Esto nos ayudaría reduciendo de forma considerable  los tiempos en nuestros desplazamientos, algo que casi todos podríamos ver positivamente. Ahora, sin embargo, habría que plantearse otra cosa…

¿Y por qué en lugar de tener un coche que aparque solo no utilizamos el coche de otra persona? Actualmente, resulta muy caro coger un taxi, ya que además de tener que pagar el coste de amortización del vehículo, así como el combustible, el taxista tiene que sacar mensualmente suficiente dinero para tener un sueldo. Con esto nos referimos a que estamos contratando a una persona para que realice un trabajo. Si no existe el conductor los márgenes respecto a los costes serían bastante más ajustados, por lo que personas que ahora no se pueden costear coger un taxi, podrán hacerlo en el futuro en el caso de que sean autónomos.

Esto nos lleva a pensar que cuando existan los vehículos autónomos y si las leyes no bloquean la posibilidad de que estos vehículos puedan circular totalmente vacíos, el uso de taxis aumentará muchísimo. Muchas personas decidirán que para un uso esporádico que le darían a su vehículo, les sale más rentable utilizar un taxi.

¿Cómo de útiles serán los coches sin conductor?

¿Cómo de útiles serán los coches sin conductor?

Llevamos ya un menos un par de años oyendo por todos lados noticias sobre los coches sin conductor, como por ejemplo, que van a salir al mercado en muy poco tiempo, que en algunos lugares ya se están realizando pruebas, que podrían reducir al mínimo los accidentes de tráfico… Sin embargo, todo esto nos hace preguntarnos, ¿cómo de útiles serán este tipo de coches?

A algunas personas les horroriza la idea de dejar que una maquina le lleve de un sitio a otro, la consideran totalmente insegura, y algunos creen que es algo incluso absurdo. No obstante, hay personas que están deseando que llegue el futuro del automóvil y quieren saber qué es lo que nos deparará los coches autónomos y cómo podrían hacer que nuestra vida fuese más fácil.

Además del hecho de que pudiesen reducir accidentes y reducir el consumo de combustible, los coches sin conductor se podrán convertir  en la solución perfecta para quien busque  prescindir de un vehículo pero no le apetezca estar cogiendo el autobús cada día. Ya sabemos que muchos fabricantes están trabajando a contrarreloj en vehículos que puedan lograr buscar su propio lugar para estacionar y cuando el  propietario lo solicite vayan a recogerlo donde se encuentre, y todo esto desde una sencilla aplicación de Smartphone. Esto es algo que resulta bastante interesante, ya que ahorraría mucho tiempo, por ejemplo, en los desplazamientos al trabajo. Sin embargo, ¿Qué opinarías de la idea de que esto fuese posible con un vehículo público?

Imagina la situación, el ayuntamiento podría poner a disposición de todo el mundo una cantidad de vehículos sin conductor, que por un módico precio, a pagar mensualmente o por cada uso, te recogiese de un lugar para llevarte a otro cada vez que lo necesitases, ahorrándote la tarea de buscar aparcamiento, o el hecho de utilizar el autobús o el metro. Esto sería algo totalmente revolucionario, y seguramente sería utilizado por muchas personas, ya que al no necesitar conductor, su uso sería mucho más económico que por ejemplo, el de un taxi.

Sin embargo, esto no le gustaría nada al colectivo de los taxistas, los cuales lo verían como una amenaza, ya que la gente dejaría de utilizar sus servicios y se les acabaría el negocio. Pensemos en la idea de Uber, la aplicación para Smartphone que salió al mercado hace poco y que permite conseguir un taxi, un coche privado o un viaje compartido desde el teléfono móvil en cuestión de minutos. Esto es algo que odian los taxistas, y obviamente, no opinarán lo contrarío de los vehículos autónomos, en el caso de que pudiesen usarse como hemos planteado.

Muchos personas han visto al coche autónomo como una amenaza, ya que esto significaría el decirle adiós al placer de conducir, pero está claro que esta tecnología no va a reemplazar a la otra, igual que no hemos dejado de hablar por teléfono porque exista el WhatsApp. A menos que una absurda ley futurista decidiese que ningún humano pudiese conducir no tendremos de qué preocuparnos.

Aunque se crea que estamos hablando de un futuro muy lejano, los coches sin conductor se encuentran a la vuelta de la esquina. Volvo está trabajando a marchas forzadas para hacerlo realidad en el año 2017, y Nissan nos prometió hace tiempo que lo lanzará al mercado antes del año 2020. Hasta ese momento habrá que esperar a que todas estas incógnitas cuenten con una respuesta y sobre todo, que las leyes no le cierren la puerta a esta tecnología.

El Lutz Pathfinder ya circula por las calles de Londres

El Lutz Pathfinder ya circula por las calles de Londres

Reino Unido dio luz verde la semana pasada a que se iniciasen las pruebas al programa de los primeros vehículos sin conductor con una inversión de 19 millones de libras por el Gobierno de las Islas Británicas, teniendo como principal intención la de que el país sea líder en la movilidad con coches sin conductor.

Este primer prototipo, ha sido bautizado como Lutz Pathfinder, siendo concebido para transportar pequeñas mercancías, turistas o incluso personas de movilidad reducida. De este modelo van a circular hasta 40 unidades cuando llegue la segunda mitad de este  año.

Existe una diferencia clave si lo comparamos con otro coche de características similares, como podría ser por ejemplo, el prototipo de Google. Esa diferencia es que el Lutz Pathfinder, que va avanzando orientado por cámaras, radares y sensores, además de circular autónomamente, ofrece la posibilidad también de que el conductor pueda tomar el control del vehículo en el caso de que sea necesario, o en el caso de que simplemente prefiera conducir.

El primer experimento, que ha llegado después de la publicación de un informe por parte del Ministerio de Transporte ha revelado que no existe ninguna barrera legal para hacer pruebas de vehículos autónomos en la vía pública, habiendo sido llevado a cabo frente al famoso pabellón O2 Arena, en Greenwich, en la zona sureste de Londres, que es una de las zonas donde se harán los ensayos, además de Bristol, Coventry y Milton Keynes, que son ciudades situadas respectivamente en el este, centro y sur de Inglaterra.

Claire Perry, la Subsecretaria de Transportes, ha declarado a la agencia británica PA lo siguiente: “La tecnología de vehículos sin conductor cuenta con el potencial de generar un enorme cambio en las carreteras del Reino Unido, lo que implica importantes beneficios tanto para la seguridad vial y la inclusión social, como para las emisiones y el tráfico”.

A partir de este momento, el Gobierno Británico tiene la intensión de publicar un código de prácticas en esta primavera para todas las personas que quieran probar los vehículos sin conductor en las carreteras del Reino Unido. Para el verano de 2017, el Ejecutivo ha prometido que se revisará completamente la legislación vigente, en la cual se podría incluir cambios tanto en la ITV (inspección técnica de vehículos), como en el Código de Circulación.

Perry también ha asegurado que “los coches sin conductor harán que las personas cuenten con más tiempo”, habiendo destacado también los beneficios en términos de seguridad vial que estos coches podrían suponer, sentenciando lo siguiente: “Aproximadamente el 93 % de los accidentes de tráfico son causados por un error del conductor“.

No obstante, también había que plantear al público qué es lo que opinan de este vehículo, algo que ya han hecho mediante una encuesta. Los resultados han sido que este coche futurista no les convence demasiado, pues el 48% de los británicos no se montaría en uno de ellos bajo ninguna circunstancia. Igualmente, este sondeo ha mostrado que el 43% no confiaría en este tipo de vehículos para conducir con seguridad, y de ese porcentaje, el 16% se manifestaron “horrorizados” con solo pensar en la idea, y el 35% ha declarado que lo que más teme es  que su introducción en el mercado aumente el precio del seguro de su automóvil.