Vehículos autónomos

MCity ha sido estrenada por Ford

MCity ha sido estrenada por Ford

El vehículo sin conductor es uno de los grandes objetivos que tienen los fabricantes de automóviles para los siguientes años. Google es la empresa que lleva más avances en este sector, aunque como todos sabemos, ni siquiera pertenece al sector automovilístico, por lo que es obvio que a la competencia no le haya sentado muy bien.

Este verano ya estuvimos hablando sobre MCity, y os contamos que se trataba de una ciudad simulada que había sido construida específicamente para que los coches autónomos pudiesen hacer sus pruebas. También hablamos de que ya existían otras ciudades simuladas con muchas de las características que tiene MCity, como por ejemplo, las de Japón y Suecia, aunque no eran tan completas como la del estado de Michigan.

Ya a principios de año, tuvimos las primeras noticias sobre MCity, aunque no sabíamos mucho al respecto. Solo nos dijeron que iba a ser la primera ciudad que había sido pensada expresamente para poder probar los sistemas de los vehículos sin conductor. Después de una preparación de unos meses, este circuito que se encuentra en Ann Arbor, Estado de Michigan, ha abierto por fin sus puertas, siendo Ford el fabricante encargado de estrenarla para realizar sus pruebas.

Esta ciudad simulada se ha financiado sobre todo por General Motors, Honda, Ford, Nissan y Toyota, así como con la Universidad de Michigan que también ha participado. El objetivo con el que fue creada era el de poder fabricar todos los tipos posibles de carreteras urbanas y tener la oportunidad de poner a prueba a los vehículos en un entorno en el que hubiese más vehículos de este tipo y se pudiesen comunicar entre ellos, sin olvidarse de todas las infraestructuras que son necesarias para que se tuviesen todas las posibles variables.

Se tiene la esperanza de poder albergar en el recinto a unos 20.000 coches autónomos comunicándose entre ellos, aunque no es esto lo único que esperan. El final objetivo es el de  poder conseguir un permiso del Estado de Michigan para poder instalar unos sensores en las autopistas y realizar pruebas en algunos tramos.

 

Toyota y los coches sin conductor

Toyota y los coches sin conductor

El fabricante de automóviles Toyota ha confirmado que va a poner en marcha una empresa de investigación y desarrollo, la cual se ubicará en Silicon Valley, y que se centrará en la inteligencia artificial, basándose principalmente en crear una respuesta a la gran competencia en el desarrollo de coches de conducción autónoma.

La empresa tiene planeado realizar una inversión de mil millones de dólares durante los siguientes cinco años, según declaró Reuters. La investigación será utilizada en vehículos completamente automatizados, aunque en una primera instancia se centrará en el desarrollo de algunas características que puedan ayudar a los conductores a evitar posibles accidentes, como podrían ser por ejemplo, los frenos automáticos.

El presidente de Toyota, Akio Toyoda, declaró en un primer momento que no estaba de acuerdo con el desarrollo de los vehículos autónomos, aunque cuando se encontraba trabajando en la organización de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokyo 2020, entendió que esos vehículos serían muy útiles a personas que tuviesen alguna discapacidad o que tuviesen una edad avanzada.

Algunas empresas de tecnología, como son por ejemplo, Alphabet, Google y Apple se han metido de pleno en la industria automotriz, habiendo todas contratado a expertos en el tema para lograr convertir en una realidad los coches autónomos en los siguientes cinco años.

Sin embargo,  Gill Pratt, quien fue profesor del MIT y ha sido nombrado director general del Instituto de Investigación de Toyota, declaró que la carrera para la construcción de coches sin conductor acababa de empezar, y que de momento, todas las compañías que están investigando al respecto tienen que vencer muchos obstáculos de seguridad.

El directivo declaró también que “es posible, cuando empieza una carrera de coches, que no te encuentres en la mejor posición, aunque en el caso de que sea una carrera muy larga, ¿quién sabe quién ganará?”.

Conoce el Mercedes Vision Tokyo Concept

Conoce el Mercedes Vision Tokyo Concept

Está claro que un Salón del Automóvil  es sin duda el mejor lugar para alardear sobre alta tecnología en automóviles. ¿Pero qué sitio es más tecnológico que Tokio? Japón es conocido por ser uno de los países más tecnológicos del mundo, así que evidentemente, el vehículo que presentó el fabricante Mercedes no podría haberse presentado en un sitio mejor. Se trata del Mercedes Vision Tokyo Concept, un prototipo con un cierto aire de nave espacial y que ha dejado totalmente sorprendido a todo aquel que lo ha visto.

El Mercedes Vision Tokyo Concept es la evolución del F 015 Luxury que el fabricante alemán presentó en el Salón del Automóvil de Detroit, que fue a principios de año. Cuenta con 4,8 metros de longitud, donde podemos encontrar un sinfín de sorpresas. Sin embargo, no hablaremos tan pronto del interior, ya que su exterior llama enormemente la atención, por razones que son más que evidentes. Primero nos encontramos con una enorme parrilla delantera, donde se encuentran los faros, que contrariamente, son estrechos y alargados. Cuando miramos su perfil, nos encontramos con unas puertas que se abren con sistema de apertura de “alas de gaviota” y unas increíbles llantas de 26 pulgadas. Al mirar su parte trasera vemos unos faros con efecto 3D. Cuando te fijas en el exterior, se pueden distinguir algunas zonas que parece que están iluminadas. Esto se debe a que  el Mercedes Vision Tokyo Concept dispone de una serie de diodos luminosos que van cambiando de color dependiendo de las ondas sonoras que vayan recibiendo. Un ejemplo de ello es cuando acompañan el ritmo de la música que se escucha en el interior. Una auténtica pasada. Mercedes-Benz-Vision-Tokyo-concept-101-876x535

Si interior no es menos especial. En primer lugar, nos encontramos con que ya no hay asientos convencionales, sino que han instalado un sofá con forma de U. Nos encontramos ante un vehículo completamente autónomo, así que esa disposición se encuentra totalmente justificada para que cuando viajemos acompañados podamos charlar o jugar a algún juego con nuestros acompañantes. Sin embargo, también hay un asiento independiente que se puede utilizar para tomar el control del vehículo, con un volante locamente futurista. Por último, es necesario hablar del sistema de proyección de información que se proyecta sobre una lámina ubicada sobre el volante.

Presentación del Nissan IDS Concept en el Salón del automóvil de Tokio

Presentación del Nissan IDS Concept en el Salón del automóvil de Tokio

Nissan ha vuelto a lucirse en el Salón del automóvil de Tokio. Allí ha presentado el Nissan IDS Concept, que es un prototipo con una estética increíble que dispone de un propulsor eléctrico y cuenta con capacidad para circular de manera autónoma. Al ver este coche, es imposible no darse cuenta de que el futuro está más cerca de lo que parece, y por supuesto, el fabricante Nissan ya se ha preparado.

El fabricante declaró que la conducción que veremos en el futuro, no se tratará solamente de trasladar a las personas desde el punto A hasta el punto B, sino que tienen una visión muy diferente de lo que veremos en unos años. Hasta en el momento en que el conductor utilice el modo Piloted Drive, en el que el vehículo conducirá por sí solo, las prestaciones del vehículo, tanto la aceleración, hasta la frenada o la forma de tomar las curvas van a imitar el estilo de conducción que utiliza el usuario, así como sus preferencias.  Lo que han explicado es que el vehículo tendrá la capacidad de aprender. Sin embargo, existe además el modo Manual Drive con el que podremos conducir, pero, aunque esté seleccionado, el Nissan IDS Concept seguirá proporcionándonos distintos tipos de asistencia. Los sensores del vehículo se encargarán de analizar constantemente la conducción, asistiendo al conductor si fuese necesaria realizar alguna maniobra evasiva.

Asimismo, el Nissan IDS Concept usa su Inteligencia Artificial para informar al conductor sobre temas que puedan interesarle, sobre su agenda,  o sobre el estado del tráfico, como si fuese un asistente personal perfecto.

Ahora, hablaremos un poco del diseño. Nos encontramos con un coche de cinco puertas cuya amplia distancia entre sus ejes hace posible que nos encontremos con un habitáculo muy espacioso. Este habitáculo ganará más espacio en el momento en que se conecte el modo Piloted Drive, que hace que el volante se retraiga hacia el centro del panel de instrumentos y que aparezca una enorme pantalla plana. La Inteligencia Artificial se ocupa de realizar distintas operaciones que se relacionan con la conducción. Sin embargo, el resto de las operaciones son realizadas a partir de los gestos y la voz del conductor.

El problema del tranvía se aplica a los coches autónomos

El problema del tranvía se aplica a los coches autónomos

La Escuela de Economía de Toulouse ha adaptado el “Problema del Tranvía” para realizar un experimento mental, el cual ha servido para hacer un estudio sobre los vehículos autónomos. El “Problema del Tranvía”, por si no lo conoces nos plantea la siguiente cuestión: Un tranvía va fuera de control por una vía y en su camino podemos ver a cinco personas que están atadas a la vía. Es posible pulsar un botón que acciona otra vía, en la que únicamente se encuentra una persona. ¿Debería pulsarse?

Los investigadores quisieron saber lo que pensaba el público sobre esta cuestión  e hicieron una serie de preguntas, las cuales incluían la situación de un vehículo que podría matar a diez personas, salvando al conductor o coger un desvío, salvar a esas diez personas, matando al conductor, según ha declarado el portal Popular Science.

Para este estudio moral, se encargaron de preguntar a un total de 913 usuarios de Mechanical Turk, de Amazon, haciendo tres encuestas en línea con distintas preguntas. Los encuestados fueron de cualquier lugar del mundo, ya que la encuesta fue online.

Una versión de la encuesta les preguntaba si el conductor debía o no tomar un desvío para salvar al resto de personas de la carretera. La otra versión les preguntaba cómo habría que programar estos coches, ¿protegiendo siempre al pasajero o al azar? Y la última versión enseñaba una historia en la que diez personas se salvaban porque el vehículo tomaba la decisión de desviarse. En esta última versión debían imaginar que eran el espectador o el pasajero, evaluando la moralidad de las dos posturas adoptadas.

De todos los encuestados, el 75% de las personas decidieron que lo correcto era sacrificar al pasajero del vehículo para salvar a las diez personas y aproximadamente un 50% pensó en sacrificar al pasajero para salvar sólo a una persona. No obstante, es necesario destacar que la mayoría de los encuestados ni siquiera considera que los coches autónomos puedan llegar a programarse de esta manera y siempre salvarán al pasajero en cualquier situación.

Ya llega el coche autónomo de Nissan

Ya llega el coche autónomo de Nissan

Nissan se ha subido también al carro de los coches autónomos. Han creado el prototipo Nissan Leaf Piloted Drive 1.0, lo que ha supuesto un importante avance para el fabricante, quien de aquí al año 2020, seguirá desarrollando esta tecnología y perfeccionando la conducción autónoma.

El Nissan Leaf Piloted Drive 1.0 ha tomado como base la primera generación de este coche totalmente eléctrico. Se trata de la primera versión de un coche de este fabricante que no requiere conductor para circular. Lo que más llama la atención es que han instalado diversos sensores y cámaras, algo que obviamente no podíamos ver en el Leaf común.  Esas cámaras se encargan de captar todas las imágenes del tráfico mientras el vehículo está circulando. Hemos podido contabilizar al menos 12 cámaras, 12 sensores, 5 sensores de radar, 4 escáneres láser y algunos sensores de ultrasonido, los cuales se encargan de captar todo lo que está sucediendo  alrededor del coche, para después enviar toda la información recopilada a un ordenador central, el cual se encargará de procesar dicha información, y de enviarla al volante y a los pedales.

Nissan ha declarado que esta primera variante del Leaf Piloted Drive 1.0 puede cambiar por sí mismo de carril, se puede incorporar de forma segura a una autopista/autovía y además, puede adelantar a otros vehículos, todo ello sin que sea necesario que intervenga el conductor.

Las primeras pruebas del Nissan Leaf Piloted Drive 1.0 han sido realizadas cerca del Advanced Technology Center que el fabricante tiene en el sur de Tokio. Antes de que termine el año 2016, podremos ver varias unidades de este Nissan autónomo que incluirán también el funcionamiento en modo manual (o lo que es lo mismo, el Manual Drive), lo que permitirá la intervención del ser humano de forma voluntaria, por lo que podrá conducirse al igual que cualquier otro coche convencional.

 

Un coche autónomo recorre más de 2.400 kilómetros a través de México

Un coche autónomo recorre más de 2.400 kilómetros a través de México

¿Tienes curiosidad por saber cómo sería circular durante más de 2.400 kilómetros en un coche sin conductor? Probablemente, alguien sí que había pensado en esto, y por ese motivo, se ha realizado un proyecto experimental que ha establecido un nuevo récord recorriendo esta distancia por algunas carreteras de México. Este reto será utilizado por la Universidad de Nevada para tomar datos para su próximo reto en el área de conducción autónoma.

Para ese experimento han utilizado un Volkswagen Passat Variant de 2010, que ha sido modificado para que fuese 100% autónomo. Este vehículo autónomo puede controlar de forma automática la dirección, la velocidad y el frenado sin que sea necesaria la intervención del conductor. Sin embargo, eso no es lo más interesante, ya que además añadieron una función para que fuese capaz de seguir rutas preestablecidas en el GPS. Gracias a esto, los responsables pudieron preparar mapas especiales que detallaban los carriles y el número de los mismos, las salidas, las intersecciones, las marcas viales y los semáforos.

En los 2.414 kilómetros recorridos por el coche sin conductor por la autovía 15 de México, que es una carretera llena de obras y posibles incidentes, según declaró uno de los ocupantes, pasó algo de miedo por algunas partes de la carretera ya que en muchos tramos faltaban algunas de las marcas que debían delimitaban los carriles y había muchos baches.

En este experimento participaron cuatro ocupantes, los cuales se encargaban de mirar con recelo a los sistemas informáticos, estando pendiente de posibles errores que pudiesen surgir, así como a la carretera, comprobando en todo momento que no hubiese ningún peligro. Dentro del coche viajaba solo la mitad del equipo, la otra mitad se iba desplazando en un coche tradicional, para poder ayudar en el caso de que fuese necesario, pero no hizo falta.

Tras la realización de este proyecto, se está empezando a planear otro, en el que se empezaría en la capital de Reno y se llegaría a la ciudad de México, haciendo un recorrido de más de 6.400 kilómetros, de forma completamente autónoma. Estos proyectos tienen como objetivo la mejora de los coches autónomos, pudiendo analizar su comportamiento con los otros conductores y con los peatones. Únicamente de esta forma podremos tener un futuro con coches autónomos.

¿Qué papel tendrán las aseguradoras cuando lleguen los coches autónomos?

¿Qué papel tendrán las aseguradoras cuando lleguen los coches autónomos?

Los vehículos sin conductor están cada vez más cerca de salir al mercado, hay fabricantes que jamás han hecho un coche y que se encuentran coqueteando con la idea de desarrollar algo revolucionario, como es por ejemplo el caso de Apple. Este tipo de fabricantes que nunca habían creado un coche nos están demostrando que se encuentran más avanzados en este sector que los fabricantes que llevan toda la vida haciendo coches. Sin embargo, aún hay una pregunta que nos desconcierta. ¿Quién tiene la culpa en el caso de que tenga un accidente?

Ya explicamos en un artículo anterior que Volvo, había afirmado que se harían totalmente responsables de los posibles accidentes que pudiesen  suceder con sus coches, siempre y cuando estuviese activa la función autónoma. Estas declaraciones fueron muy criticadas, y dieron paso a que fuese necesario de una vez por todas hablar de la responsabilidad legal. Hay que cambiar las leyes, y hay que pensar en el vehículo autónomo.

En las declaraciones que realizó Volvo hay una frase que llama mucho la atención. Esta frase dice lo siguiente: “Si hemos cometido un error en el diseño del software no es razonable poner la responsabilidad en el cliente”. Eso es algo bastante obvio que deberían ver el resto de los fabricantes, aunque hay otra duda que nos viene a la cabeza. ¿Qué pasará con las compañías aseguradoras? Si todos los fabricantes asumen la responsabilidad de un accidente con su coche autónomo, el dueño del vehículo no necesitaría un seguro como el que conocemos ahora, ya que conducir, no conduciría, sino que sería transportado.

¿Sería necesario que los fabricantes pagasen un seguro universal ante los posibles accidentes? ¿Tendría que asumir este gasto el cliente final o debería asumirlo la marca? Deberíamos mirar los coches autónomos como un medio de transporte público (un autobús o un tren, por ejemplo), el pasajero no necesita ningún tipo de seguro para utilizar este tipo de transporte, por lo que este tipo de coches deberían tener un tratamiento parecido. Cuando se produzca un accidente, la responsabilidad no debe asumirla uno de los ocupantes del vehículo, ya que ellos no tienen poder de reacción ante una posible colisión, pues no estaría controlando el coche, ya que podría estar realizando otras tareas, o simplemente, no sería obligatorio que prestase atención a la carretera.

Todos esperamos con ansia la llegada de los vehículos sin conductor, aunque los requisitos legales podrían hacer que su llegada se retardase más de lo que esperamos, o incluso, que no llegasen a salir a la venta. Lo que sí está claro es que el papel de las aseguradoras cambiará de forma drástica.

Rinspeed: un hibrido autónomo con un helipuerto para drones

Rinspeed: un hibrido autónomo con un helipuerto para drones

Ya hemos oído en algunas ocasiones hablar sobre un coche que incluye su propio dron, y probablemente, seguiremos hablando de él. La única distinción es que el nuevo concept car de Rinspeed, al que se le conoce como Σtos cuenta con un diseño deportivo, emplea tecnología híbrida, y por si fuese poco, es autónomo. El dron realiza su aterrizaje en la parte trasera del vehículo, siendo la función autónoma opcional. Gracias a esto, el conductor podrá conducir cuando le apetezca.

Será el primer coche con su propio dron que veremos. El dron podría tener varios usos utilizando los recursos disponibles en el coche, siendo un ejemplo,  la recarga de baterías. Nada más que con el helipuerto para drones que incluye el coche, no se necesitaría mucho más para que fuese algo totalmente nuevo, pero nunca está de más hacerlo más interesante.

El concept car Σtos de Rinspeed cuenta con varios detalles que lo hacen más atractivo, sin tener que hablar del dron dedicado y de la parte trasera que se ha convertido en helipuerto. Antes que nada, se trata de un vehículo híbrido, algo que le dará un mayor atractivo una vez que conozcamos algo de sus especificaciones, y además, el Σtos cuenta con un modo autónomo de conducción. En el momento en que se activa este modo, el Σtos se encarga de plegar y esconder el volante de forma automática, dejando únicamente en el tablero un par de pantallas.

Rinspeed no realizó ninguna publicación sobre su motor o su peso. No dio ni un solo dato técnico sobre su concept car, por lo que es imposible hablar de “presentación oficial”. Sin embargo, sí que sabemos algo. Rinspeed va a hacer acto de presencia en la próxima edición del Consumer Electronics Show, por lo que esperamos que llegue a Las Vegas con un prototipo listo para que el público pueda deleitarse con él.

¿Quién es el responsable de los accidentes de vehículos autónomos? 2ª Parte.

¿Quién es el responsable de los accidentes de vehículos autónomos? 2ª Parte.

Si te has perdido la primera parte del artículo, puedes leerla aquí

Coelingh explicó a la BBC lo siguiente: “Todo el mundo conoce el hecho de que la tecnología autónoma nunca alcanzará la perfección y que un día se producirá un accidente, por lo que la pregunta sería quién se convierte en el responsable del accidente, ya que sería irreal hacer responsable a los clientes.”

Sin embargo,  Ben Gardener, quien es abogado en Pinsent Masons, opina que la garantía de Volvo cuenta como principal objetivo el de reducir la incertidumbre en la mente de los gobernantes y los reguladores.  Ha declarado que “Volvo busca eliminar la incertidumbre de quién sería responsable cuando se produjese un accidente. Esto es complicado ya que podría ser el fabricante de la tecnología, podría serlo el “conductor” o incluso, podría serlo un fabricante de uno de los componentes del coche”.

No obstante, como ya mencionamos en el artículo en el que Volvo aceptaba la responsabilidad en los accidentes que se produjesen con sus coches autónomos, el fabricante se encargó además de contar a la BBC que únicamente aceptaría la responsabilidad del accidente si se produjese por un fallo en el diseño del coche. Afirmó que “si el consumidor utiliza la tecnología de forma inapropiada, el usuario sería el responsable”. Por último, afirmó Coelingh que ” si un vehículo ajeno causase el choque, dicho vehículo sería el responsable”.

No obstante,  Gardener se encargó de afirmar que este movimiento podría no deberse a las preocupaciones subyacentes de seguridad sobre los vehículos autónomos, ya que mientras que las marcas están reclamando que los coches sin conductor podrían al final mejorar la seguridad en la carretera, todos sabemos que un gran número de estos vehículos ya han estado involucrados en accidentes mientras hacían sus pruebas.

Por último, Gardener se encargó de aclarar que “No tiene mucho valor en un fabricante el hecho de decir que asumirán la responsabilidad de miles de accidentes, ya que entonces estarían asumiendo que habría miles de accidentes cada año”.