Mercedes

Conoce el Mercedes Vision Tokyo Concept

Conoce el Mercedes Vision Tokyo Concept

Está claro que un Salón del Automóvil  es sin duda el mejor lugar para alardear sobre alta tecnología en automóviles. ¿Pero qué sitio es más tecnológico que Tokio? Japón es conocido por ser uno de los países más tecnológicos del mundo, así que evidentemente, el vehículo que presentó el fabricante Mercedes no podría haberse presentado en un sitio mejor. Se trata del Mercedes Vision Tokyo Concept, un prototipo con un cierto aire de nave espacial y que ha dejado totalmente sorprendido a todo aquel que lo ha visto.

El Mercedes Vision Tokyo Concept es la evolución del F 015 Luxury que el fabricante alemán presentó en el Salón del Automóvil de Detroit, que fue a principios de año. Cuenta con 4,8 metros de longitud, donde podemos encontrar un sinfín de sorpresas. Sin embargo, no hablaremos tan pronto del interior, ya que su exterior llama enormemente la atención, por razones que son más que evidentes. Primero nos encontramos con una enorme parrilla delantera, donde se encuentran los faros, que contrariamente, son estrechos y alargados. Cuando miramos su perfil, nos encontramos con unas puertas que se abren con sistema de apertura de “alas de gaviota” y unas increíbles llantas de 26 pulgadas. Al mirar su parte trasera vemos unos faros con efecto 3D. Cuando te fijas en el exterior, se pueden distinguir algunas zonas que parece que están iluminadas. Esto se debe a que  el Mercedes Vision Tokyo Concept dispone de una serie de diodos luminosos que van cambiando de color dependiendo de las ondas sonoras que vayan recibiendo. Un ejemplo de ello es cuando acompañan el ritmo de la música que se escucha en el interior. Una auténtica pasada. Mercedes-Benz-Vision-Tokyo-concept-101-876x535

Si interior no es menos especial. En primer lugar, nos encontramos con que ya no hay asientos convencionales, sino que han instalado un sofá con forma de U. Nos encontramos ante un vehículo completamente autónomo, así que esa disposición se encuentra totalmente justificada para que cuando viajemos acompañados podamos charlar o jugar a algún juego con nuestros acompañantes. Sin embargo, también hay un asiento independiente que se puede utilizar para tomar el control del vehículo, con un volante locamente futurista. Por último, es necesario hablar del sistema de proyección de información que se proyecta sobre una lámina ubicada sobre el volante.

Nos subimos a bordo del Mercedes-Benz F 015. 2ª Parte.

Nos subimos a bordo del Mercedes-Benz F 015. 2ª Parte.

Para entrar en el interior, lo hacemos mediante unas puertas que se abren en 90 grados para darnos la bienvenida con unos asientos que pueden girarse para adoptar la posición tradicional o poner los asientos uno en frente del otro para que sea posible comunicarnos con las otras personas que viajen en nuestro coche cara a cara. Sin duda alguna hablamos de un coche realmente confortable, tanto por lo que ya hemos mencionado, como por los materiales cálidos, naturales y luminosos, o los volúmenes y formas redondeadas, que no tienen límites definidos. Una mala noticia es que, de momento, el F 015 no cuenta con un maletero, aunque los responsables técnicos del proyecto  han declarado que “todos los dispositivos tienden a la miniaturización y esperamos poder contar con más espacio para objetos en el futuro gracias a ello”.

No obstante, la interacción hombre-máquina no solo se va a dar en el interior, sino que el coche se comunicará además con los agentes externos. Un ejemplo de ello es que los leds exteriores se iluminan de color azul cuando el coche está conduciendo en modo autónomo o en color blanco cuando se está manejando de forma manual. En el caso de que se detecte un peatón en la acera que tenga la intención de cruzar, el coche se detendrá, proyectará mediante láser un paso de peatones en el suelo y a través de altavoces le dirá al peatón “pase“, encargándose de acompañar su camino con una luz en la parrilla que reconocerá su trayectoria.

Además, el coche enviará señales luminosas a otros automóviles, emitiendo en el caso de que sea necesario mensajes de peligro o avisando de su trayectoria proyectándola en la vía. El escenario futuro perfecto sería que todos estos avisos pudiesen homogeneizarse en algo parecido a una especie de lenguaje universal para los “Smartcar”, o lo que es lo mismo, coches inteligentes.

El vehículo que será totalmente autónomo, no saldrá al mercado como mínimo hasta el 2030, según han declarado ya los especialistas de Mercedes. Esto se debe a que aunque parezca que ya está totalmente terminado, es necesario todavía afrontar retos como son la mejora de la capacidad de los sensores en condiciones climatológicas adversas (nieve, hielo, niebla…), el reconocimiento de un entorno que cambia constantemente con normas de conducción distintas (como podrían ser los países de conducción en el carril contrario) o la capacidad de elección cuál sería el menor de los daños en el caso de que se produjese un accidente por parte del vehículo.

Nos subimos a bordo del Mercedes-Benz F 015. 1ª Parte.

Nos subimos a bordo del Mercedes-Benz F 015. 1ª Parte.

Hemos dado un salto en el tiempo y nos hemos subido al automóvil del año 2030. Eso es al menos lo que dice de él su fabricante, Mercedes-Benz. Estamos hablando del  F 015 Luxury in Motion, el cual es un vehículo autónomo que puede hacer cosas realmente sorprendentes. En primer lugar, se conduce solo, y por otra parte, muchas de sus funciones son realizadas a través del reconocimiento facial, así como de gestos, además, el interior parece una enorme pantalla de cine e por si fuese poco, se comunica con los peatones y los vehículos mediante luces, láser y sonidos.

Estamos hablando básicamente de una oficina móvil, ya que nos permitirá, por ejemplo, adelantar algo de trabajo mientras vamos a la oficina, poder mantener reuniones virtuales, o simplemente, relajarnos. Hablamos además de una sala de cine en la que sería posible hasta adentrarnos en una película en 3D. El tiempo que en la actualidad está destinado a la conducción, dentro de quince años podríamos usarlo para entretenernos con nuestras aficiones. De esta forma el vehículo  se convierte en un espacio distinto, el cual podría ser una extensión de nuestra casa o de nuestro centro de trabajo.

El Mercedes-Benz F 015 Luxury in Motion es la aproximación de la marca Alemana a ese futuro en el que el coche se convertirá en una especie de robot-conductor, el cual estará conectado con nuestro Smartphone y que vendrá a recogernos a la puerta de casa con la ruta, la configuración de los asientos y la climatización preparada adecuadamente.

Cuando nos adentramos en este coche, los gestos y el seguimiento facial nos van a servir para “comunicarnos” con el coche. Un ejemplo de ello sería, al mirar al salpicadero, podríamos elegir el mando de la climatización, el cual se activará aumentando la intensidad de su color y, con un gesto con la mano podremos “girarlo” de forma virtual para poder seleccionar la temperatura que queramos. De esta misma manera le podremos ordenar que aumente  la velocidad, que suba y baje el volumen, que abra o cierre las ventanillas, o incluso que realice una videoconferencia. Sin embargo, esto no es algo que solo pueda hacer el conductor ya que lo podrán hacer los cuatro ocupantes del vehículo desde sus respectivos asientos. No obstante, los usuarios que vayan sentados en la parte delantera tendrán más opciones a su disposición, entre las que destaca el poder tomar el control manual del volante y los pedales, los cuales permanecen ocultos siempre que no se utilicen.

El interior del F 015 ha sido fabricado con paneles que rodean a los pasajeros como si se tratase de una pantalla gigante. Mediante esa enorme pantalla envolvente, ver una película en 3D podría ser como estar en su interior. Además, existe la posibilidad de proyectar imágenes de ambiente, por lo que sería posible atravesar la ciudad mientras que observamos en los paneles cualquier otro paisaje, como podría ser montañas, mares, desiertos o bosques.

Mercedes F015 Luxury in Motion, se acerca el primer coche autónomo de la marca

Mercedes F015 Luxury in Motion, se acerca el primer coche autónomo de la marca

El nuevo prototipo autónomo de Mercedes ha dado bastante que hablar en Las Vegas. Este automóvil, de corte totalmente futurista, no ha pasado desapercibido en la ciudad del pecado por su moderno diseño y más quenada por ser una de las primeras posibilidades de verdad del fabricante en tecnología autómata.

Lo que más destaca de este coche es que estamos hablando de un coche 100% autónomo, que ha sido pensado para grandes ciudades que en el año 2030 van a multiplicar su población actual. Debido a la autoconducción del Mercedes-Benz F 015 Luxury in Motion, ya no es necesario que los asientos estén colocados de forma fija, sino que este vehículo autómata ofrece la posibilidad de poder configurar las posiciones de las plazas, incluso permitiendo sentarse uno en frente del otro a los cuatro ocupantes del vehículo. Mercedes-Benz F 015 Luxury in Motion

Otro de los aspectos principales del Mercedes-Benz F 015 es el continuo intercambio de información que se produce entre el conductor y el sistema del coche, lo cual es posible gracias a las seis pantallas interactivas que incluye el automóvil.

Otro de los aspectos principales es que los pasajeros tienen la posibilidad de interactuar con el vehículo mediante un sistema de detección ocular o a través del uso de las pantallas táctiles de alta resolución que lleva incorporado. A través de un proyector láser y elementos LED, el vehículo se relaciona con el resto de los elementos de la carretera lo que le permite evitar colisiones.

Desde el punto de vista visual, el prototipo Mercedes F015 Luxury in Motion cuenta con un diseño casi espacial que te recordará a vehículos vistos en películas como puede ser Blade Runner. El logo frontal de la marca aparecerá iluminado con luces LED, dejando atrás el conocido color plata que llevan años usando los Mercedes.

Las llantas son cromadas de cinco radios de gran anchura, tan grandes que dan la sensación de que en verdad son los huecos que hay entre ellos. Las puertas están colocadas de forma invertida, es decir, se abren al revés,  y la iluminación LED tiene gran protagonismo en todo el vehículo con la parrilla como principal elemento que destaca por su luminosidad.

Mercedes Benz lanzará en 2020 su primer coche sin conductor

Mercedes Benz lanzará en 2020 su primer coche sin conductor

Las pruebas y los avances siguen su curso, por lo que Mercedes Benz tiene prevista tener toda la tecnología preparada para para lanzar al mercado su primer vehículo autónomo para el año 2020. Como muestra de lo que ofrecerá este vehículo cuando salga a la luz, han preparado una berlina serie S, el cual ha viajado sin intervención humana más de 100 km, recorriendo autopinstas, carreteras secundarias y ciudades.

mercedes-sin-conductor2Esta prueba ha servido para mostrar los retos que quedan por cumplir. Por ejemplo, se va a necesitar un posicionamiento más preciso que el de la tecnología GPS y se debe mejorar la capacidad de lectura e interpretación de las señales de tráfico en cualquier estado climático. Para que conducción sin conductor sea totalmente segura, se ha de controlar muchos aspectos sobre la carretera: la situación del coche y de lo de su alrededor, la condición de la carretera, las señalizaciones, incluidas las que son luces intermitentes o las que están pintadas en el asfalto, los peatones, los cruces y los imprevistos, como desprendimientos en la carretera, obras o movimientos bruscos e inesperados de otros vehículos.

Sin embargo, la compañía alemana piensan que, no solamente podrán resolver estos inconvenientes, sino que también lograrán disminuir la cantidad de accidentes de circulación con el empleo de estos vehículos. Muchos sistemas tecnológicos ya están al alcance para lograrlo, como los sensores, los algoritmos, las cámaras, la potencia de computación… Ahora mismo, lo que más puede retrasar la cirulación de estos vehículos es el ritmo que lleve la aprobación y aplicación de la legislación que permita circular a este tipo de vehículos entre el tráfico convencional.

Aunque Mercedes Benz pretende ser la primera compañía en sacar al mercado un coche sin conductor, existen otras compañías que también quieren incorporar esta tecnología a sus vehículos, como son Volvo, Volkswagen y Nissan, por lo que no faltará la competencia. Otra cuestión es si los conductores estarán dispuestos a ceder el contros de sus vehículos a un ordenador. En algunos casos, como el de los autónomos que precisen de un vehículo industrial, querrán seguir con vehículos convencionales, aunque para ello, Mercedes ya ofrece vehículos de alta calidad como por ejemplo el Mercedes Citan.