Los seguros serán más baratos cuando haya coches autónomos

El 20 de octubre, Tesla anunció que todos los modelos de su próxima producción van a ser completamente autónomos. Según ha declarado, será la primera vez que habrá vehículos con un nivel cinco de autonomía, lo que significa que los vehículos no van a necesitar que el humano interactúe en ningún momento para que pueda circular por las carreteras. Los encargados de mover, dirigir, estacionar o parar el coche serán el hardware y el software del vehículo, y los humanos no tendrán que intervenir para nada.

Debido a que según la DGT, el 90% de los accidentes  de tráfico son causados por el ser humano, cuando lleguen los vehículos eléctricos los seguros serán más baratos. Al reducirse la siniestralidad, se rebajaría la prima anual. La reducción de la siniestralidad afectará directamente a la prima del seguro ya que las aseguradoras establecen el precio de los seguros basándose en la siniestralidad.

Si los fabricantes de los vehículos autónomos llevan razón y estos vehículos son tan infalibles como dicen, habrá muchas menos infracciones, ya que estos vehículos sí que respetarán siempre las señales de tráfico. Esto va a repercutir no solo en la economía de los conductores, sino que también lo hará en la economía de las arcas públicas. Dejará de existir la figura del conductor, y todos los ocupantes de los vehículos autónomos serán pasajeros. Esto causará otro cambio importante que será la responsabilidad civil del conductor.

Actualmente, la responsabilidad civil se reparte entre el conductor y el propietario del coche. Cuando salgan los coches autónomos y no existir la figura del conductor, la responsabilidad recaería únicamente sobre el propietario del coche. A medida que avancen los cambios legislativos, la responsabilidad irá evolucionando, y se tendría que pagar, por ejemplo si un menor usase el vehículo, si se cayese un objeto transportado, etc.

Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Facebook