Aseguradora británica añade a su catálogo seguro para coches autónomos

Hace tiempo que sabemos que la llegada de los vehículos autónomos va a cambiar por completo el mundo automovilístico, por lo que empieza a tener algo de sentido que las aseguradoras empiecen a plantearse asegurar a estos vehículos. Eso mismo es lo que ha pensado una aseguradora británica, quien ya ha decidido añadir a su catálogo el seguro para coche autónomo.

En el sector de las aseguradoras hay empresas que se especializan en seguros especiales, siendo una de ellas Adrian Flux, una aseguradora británica que ya a añadido a su catálogo un seguro específico para coches completamente autónomos, que dispongan de características de conducción autónoma o simplemente, que vengan con algún sistema que no necesite de la intervención del conductor como pueden ser por ejemplo, el sistema de frenada automática, el de cambio de carril o hasta otros sistemas un poco más avanzados que dan la posibilidad de controlar el vehículo en atascos o en autovía.

Lo curioso de estas pólizas especiales es que son de bajo coste, y eso se debe a que la siniestralidad en la conducción autónoma es realmente baja, casi no existe, y que se produzcan accidentes es bastante raro. En el caso de que se produzca alguno, sería a poca velocidad, ya que estos vehículos incluyen sistemas de frenado automático.

La póliza cubrirá los fallos que pudiesen afectar al software del fabricante, así como los cortes que pudiese haber en el servicio por satélite y los intentos de los hackers por tomar el control de un vehículo con cualquier finalidad, como podría ser también la de destrozar completamente el vehículo. No obstante, la cobertura que resulta más extraña es que en el caso de que el fallo se produzca debido a que el propietario no ha actualizado el software de su vehículo por cualquier circunstancia dentro de las 24 horas desde la notificación del nuevo software, el vehículo igualmente estaría.

Se podría decir que los seguros para los vehículos autónomos aún son difíciles de definir, es complicado el análisis de los posibles alcances de los accidentes, y más que nada, es complejo el poder determinar la cuota de estos seguros, así como el alcance de la responsabilidad del fabricante del vehículo, de otros vehículos o incluso del propio conductor. Sin embargo, no podemos dejar de preguntarnos, ¿realmente será necesario este tipo de seguros cuando los coches autónomos salgan a la venta?

Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Facebook