Se acabaron los mareos en los coches autónomos

Como ya sabemos los vehículos autónomos se han convertido en el futuro de la automoción, y eso hará que aumente considerablemente la seguridad en las carreteras. Sin embargo, no es oro todo lo que reluce en los coches autónomos, ya que muy a menudo solemos olvidarnos que este tipo de vehículos suelen provocar una sensación de malestar a los pasajeros que van en su interior. Por este motivo, la empresa Faurecia y la Universidad de Stanford estudiarán los mareos en los vehículos autónomos.

La empresa francesa Faurecia estudia en la actualidad la forma de rediseñar los interiores de los coches sin conductor para lograr mejorar la conducción, así como los trayectos de los pasajeros que se encuentren en su interior. Cuando los ocupantes del coche dejan de conducir, suelen recurrir a otro tipo de actividades, como podría ser por ejemplo, a la de leer, lo que suele provocar un poco de malestar. Por esta razón, Faurecia y La Universidad de Stanford estudiaran los mareos en los vehículos autónomos, para buscar soluciones para que esto deje de ocurrir.

Matt Benson, quien está a cargo del equipo de la Iniciativa de la Experiencia Autónoma de Faurecia, que tiene su sede en Holanda, declaró que el comportamiento y la experiencia de los pasajeros del vehículo cambian cuando los conductores dejan de conducir y recurren a otras actividades.

Faurecia y la Universidad de Stanford han estudiado los mareos durante seis meses, y tras ese estudio presentaron algunos de los resultados preliminares en la Expo del Coche Conectado, antes de que empezase el Salón del Automóvil de Los Ángeles.

Benson declaró también lo siguiente: “No sentirnos bien en un vehículo es un gran obstáculo. Cuando estás haciendo otra actividad en un vehículo, como podría ser leer en un iPad, tus ojos suelen centrarse en el dispositivo, enviando la señal al cerebro de que está parado, pero el cuerpo está detectando el movimiento del vehículo, nota los frenazos, nota las fuerzas laterales, y esas cosas dicen al cerebro que el cuerpo está en movimiento, lo cual ocasiona el mareo”.

Faurecia trabaja en encontrar soluciones a los mareos, intentando diseñar interiores que puedan mitigarlos. Además, ha empezado a diseñar interiores que puedan mejorar la seguridad, y hagan que los ocupantes del vehículo se encuentren más seguros en el momento en que dejan el control activo del coche.

Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Facebook