La DGT ha aclarado cómo se probarán los coches autónomos en España

La Dirección General de Tráfico anunció a mediados de noviembre el primer marco normativo estable para hacer pruebas y ensayos con vehículos autónomos en España, el cual ha sido pensado para que tanto los fabricantes de automóviles, como las universidades o empresas independientes puedan llevar a cabo las investigaciones necesarias para lograr potenciar el desarrollo de esta tecnología, con el objetivo principal de que se vuelva más fiable y segura para todos.

Aunque el que más conocemos es el coche autónomo de Google, sabemos que hay muchos fabricantes por todo el mundo trabajando en la creación de su coche autónomo, que se desplace de un lugar a otro sin que el conductor tenga que hacer nada. En España no nos quedamos atrás y podemos encontrar varios de estos proyectos localizados en los puntos en los que se concentran las principales industrias automovilísticas, como son básicamente, Cataluña, Valencia y Galicia. Hasta el momento, las normas para la autorización de pruebas en vías abiertas a la circulación variaban en cada comunidad autónoma. En el caso de los fabricantes que están instalados en Galicia, la mayoría optaba por cruzar la frontera para hacer dichos experimentos en Portugal, donde las leyes son menos estrictas.

Por este motivo, “y para poder garantizar las posibilidades de mejora que esos ensayos podrán aportar a la seguridad vial”, la DGT ha decidido aprobar los requisitos que sean necesarios cumplir para hacer dichas pruebas en cualquier sitio de España, con el objetivo de aumentar la inversión en investigación, impulsando la industria automovilística en nuestro país.

Estas normas serán aplicables de momento solo a coches experimentales. Podrán pedir la autorización necesaria “los fabricantes de automóviles autónomos,  los laboratorios oficiales, los fabricantes o instaladores de la tecnología que permita al automóvil plena autonomía y las universidades y consorcios que estén participando en proyectos de investigación”. El ámbito de autorización será nacional, pero se fijará los tramos de vía urbana o interurbana por los que puedan realizar las pruebas, siendo la duración de 2 años, pero pudiendo ser prorrogable.

 

Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Facebook