Toyota y los coches sin conductor

El fabricante de automóviles Toyota ha confirmado que va a poner en marcha una empresa de investigación y desarrollo, la cual se ubicará en Silicon Valley, y que se centrará en la inteligencia artificial, basándose principalmente en crear una respuesta a la gran competencia en el desarrollo de coches de conducción autónoma.

La empresa tiene planeado realizar una inversión de mil millones de dólares durante los siguientes cinco años, según declaró Reuters. La investigación será utilizada en vehículos completamente automatizados, aunque en una primera instancia se centrará en el desarrollo de algunas características que puedan ayudar a los conductores a evitar posibles accidentes, como podrían ser por ejemplo, los frenos automáticos.

El presidente de Toyota, Akio Toyoda, declaró en un primer momento que no estaba de acuerdo con el desarrollo de los vehículos autónomos, aunque cuando se encontraba trabajando en la organización de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokyo 2020, entendió que esos vehículos serían muy útiles a personas que tuviesen alguna discapacidad o que tuviesen una edad avanzada.

Algunas empresas de tecnología, como son por ejemplo, Alphabet, Google y Apple se han metido de pleno en la industria automotriz, habiendo todas contratado a expertos en el tema para lograr convertir en una realidad los coches autónomos en los siguientes cinco años.

Sin embargo,  Gill Pratt, quien fue profesor del MIT y ha sido nombrado director general del Instituto de Investigación de Toyota, declaró que la carrera para la construcción de coches sin conductor acababa de empezar, y que de momento, todas las compañías que están investigando al respecto tienen que vencer muchos obstáculos de seguridad.

El directivo declaró también que “es posible, cuando empieza una carrera de coches, que no te encuentres en la mejor posición, aunque en el caso de que sea una carrera muy larga, ¿quién sabe quién ganará?”.

Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Facebook