¿Quién es el responsable de los accidentes de vehículos autónomos? 1ª Parte.

Como ya vimos en el artículo anterior, el fabricante sueco Volvo afirmó que iba a aceptar la total responsabilidad de aquellos accidentes en los que se involucrasen sus coches sin conductor, habiéndose convertido gracias a esto en una de las primeras empresas de coches en hacerlo. Sin embargo, se han unido también los fabricantes Mercedes y  Google, habiendo hecho declaraciones parecidas.

Volvo realizó estas declaraciones para lograr acelerar la regulación en Estados Unidos, donde según ellos, hay una serie de “detalles” en el reglamento, que está frenando a esta industria.

Actualmente, la barrera más grande con la que nos encontramos es la de la incertidumbre sobre la responsabilidad en un choque donde haya implicado un coche autónomo.

El pasado jueves hubo un discurso en Washington DC donde el presidente de Volvo Cars, Hakan Samuelsson, declaró que Estados Unidos en la actualidad es el “país más avanzado del mundo en cuanto a conducción autónoma se refiere”. No obstante, opina que “los riesgos hacen que pierda su liderazgo”, lo que se debe a la falta de leyes Federales para la “prueba y certificación” de los vehículos autónomos. Esto hace que los fabricantes de automóviles se tengan que enfrentar a reglas absurdas de estado a estado, lo que obviamente, hace más complicado el desarrollo de su tecnología.

Un ejemplo de ello es que únicamente unos pocos estados, como son California y Nevada, permiten las pruebas de coches autónomos en carreteras públicas, siendo lo peor de esto que el reglamento sobre la certificación es distinto en cada estado.

La regulación se ha ralentizado también debido a las preocupaciones éticas y legales que van surgiendo, sobre todo en el caso de los accidentes con coches de esta naturaleza. ¿Podría ser peor la situación que en Estados Unidos? Pues sí, en Europa es incluso peor, como ha explicado el jefe técnico de Volvo, Eric Coelingh. “Como con todas las nuevas tecnologías, es de vital importancia conseguir que el gobierno la regule para su correcta implementación”.

Sigue leyendo el resto del artículo

Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Facebook