Google no fabricará sus propios coches, sino que venderá su tecnología

Google es la compañía que más progresos parece haber hecho en los últimos años en el ámbito del vehículo autónomo. La compañía lleva ya algunos años de trabajo en su proyecto y sus últimos informes han revelado que la capacidad de estos vehículos es ya casi perfecta. El planteamiento de futuro es particular, y probablemente hiciese que las personas se convirtiesen en uno de los mayores riesgos para que se pusiesen en marcha los vehículos autónomos a gran escala.

Hablando ahora de las barreras que impiden que el desarrollo del coche autónomo vaya más deprisa, habría que explicar que no son tan tecnológicas, como comerciales y sociales. Es importante que empecemos a aceptar que el coche autónomo podría salir a la venta dentro de poco tiempo, aunque serían también necesarias las referencias a nivel comercial y no solo  a nivel tecnológico. Esto debe ser básicamente lo que habrá pensado Google, ya que ha tomado la decisión de que no fabricará sus propios coches, sino que venderá su tecnología para que otros fabriquen los coches.

Hablando de este tema, la empresa ha contratado a John Krafcik, un antiguo directivo que ha trabajado para Ford y para Hyundai y que a partir de ahora va a dirigir la división del vehículo autónomo en Google. Chris Urmson (el responsable anterior) se va a centrar a partir de ahora en el desarrollo tecnológico de estos coches.

El hecho de que hayan contratado a un gestor, en lugar de a un ingeniero, para que se encargue de liderar el proyecto de Google aclaran que el ámbito de esta división es realmente ambicioso. Krafcik hizo la siguiente declaración en Twitter: “los vehículos autónomos podrían salvar miles de vidas, conseguir que la gente tenga una mayor movilidad y liberarnos de las cosas que nos frustran actualmente a la hora de conducir”.

Por último, Google, declaró que no se plantea construir sus propios vehículos, sino que lo que realmente quiere es asociarse con grandes de la industria para que integren su tecnología.

 

Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Facebook