Qué es el catalizador y cómo sabemos si no funciona correctamente

El catalizador es un artilugio que es una parte muy importante del sistema de escape del coche, siendo su principal función la de disminuir la contaminación que se produce cuando se expulsan al exterior los gases de escape. En resumen, el catalizador sirve para disminuir la repercusión ambiental de las emisiones contaminantes que producen los vehículos a motor.

Este dispositivo está ubicado entre el tubo de escape y el silenciador trasero de los vehículos que llevan incorporado catalizador (no todos los lleva). Normalmente, disponen de una estructura cerámica con forma de panal y son fabricados en platino y paladio.

Su función principal, la cual ya mencionamos antes, es la de transformar los gases a través de una reacción química, consiguiendo que los hidrocarburos (HC) se transformen en agua y que el monóxido de carbono (CO) resultante, se convierta en dióxido de carbono (CO2). Esta transformación solo puede conseguirse gracias a la alta temperatura a la que los gases circulan antes de llegar y cuando llegan al propio catalizador.

Esto significa que, una vez que los gases de escape contaminantes que se generan por el motor fluctúan por la extensión activa del catalizador, son transformados de forma parcial en gases que no perjudican a nuestro planeta. Esta transformación, es considerada parcial porque aunque no tanto, el CO2 es también uno de los gases que agravan el temido efecto invernadero.

¿Cómo sabemos si el catalizador de nuestro coche está funcionando bien?

Dependiendo del vehículo que sea y de sus características sería posible notar o no fallos de rendimiento en el motor del vehículo, ya sea cuando esté al ralentí o durante la aceleración. Si esto sucediese, percibiríamos falta de potencia y que el motor se cala de forma reiterada. Este síntoma es producido por la obstrucción del catalizador, por lo que debería ser reparado o sustituido por un catalizador nuevo.

Otro síntoma de que el catalizador no se encuentra en buen estado es que percibamos sonidos metálicos en la parte baja de nuestro vehículo ya que esto nos podría decir que el panel cerámico interior del catalizador se ha roto y los trozos están fluctuando por el interior, por lo que la filtración de gases ya no se estaría realizando adecuadamente.

Por último, otro síntoma que nos indica que el catalizador no funciona de forma adecuada es que veamos un humo denso cerca de la salida de gases del escape y que dicho humo esté desprendiendo un olor poco habitual.

Ante cualquiera de los síntomas que hemos explicado, es de vital importancia llevar el vehículo a nuestro taller, para que revisen y reparen el catalizador o lo sustituyan si es necesario. En el caso de que se requiera sustituirlo, mira aquí para tener una idea de los precios y modelos que existen en el mercado.

Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Facebook