El primer coche autónomo e híbrido de Audi

Audi ha mostrado en el Consumer Electronics Show (CES), que es el mayor salón internacional que se dedica a la electrónica de consumo, los avances tecnológicos más modernos disponibles en sus vehículos, además de algunos proyectos de futuro.

Entre estos avances tecnológicos se han incluido la conducción pilotada, los nuevos conceptos de control y manejo, modernas tecnologías de iluminación y algunos avances en conectividad.

Como representación de los coches que Audi ha exhibido en el CES destaca una evolución del concept-car de propulsión híbrida Audi prologue, además del Audi Q7, que ha debutado en el Salón de Detroit.

El Audi prologue piloted driving concept que Audi ha presentado en el CES es todo un ejemplo de la tecnología que puede aplicarse a los automóviles, integrando muchas innovaciones en conectividad, en sistemas de manejo y en infotainment.

Este amplio coupé de dos puertas de 5,10 metros de longitud, 1,95 metros de anchura y 1,39 metros de altura ha sido equipado con faros matrix laser, algunas videocámaras, sensores de ultrasonidos y un escáner láser. La unidad central de control FAS es lo que más destaca del sistema de conducción pilotada.

El sistema de propulsión híbrido del Audi prologue piloted driving concept se compone de un motor V8 TFSI 4.0 biturbo unido a un potente motor eléctrico que se integra en el cambio e-tiptronic de ocho velocidades, logrando generar una potencia  de sistema de 677 CV (505 kW) y un par máximo combinado de 950 Nm.

La potencia consigue llegar a las cuatro ruedas mediante el sistema de transmisión quattro, y la energía eléctrica para el sistema híbrido es almacenada en unas baterías de iones de litio ubicadas en la parte de atrás, con una capacidad de 2,6 kWh, que logran una autonomía funcionando en modo de propulsión eléctrico de aproximadamente 5 kilómetros.

Este concept car acelera de 0 a 100 km/h en tan solo 3,5 segundos, y cuenta con un consumo medio de 7,9 l/100 km, lo que equivale a unas emisiones de CO2 185 g/km.

Audi ha empezado a centrar sus esfuerzos en la recarga inalámbrica por inducción, a lo que se le conoce con el nombre de Audi Wireless Charging (AWC). Actualmente, Audi ha creado un sistema de carga por inducción de 3,6 kW de potencia, que trabaja con una red eléctrica tradicional de 16 amperios, y que puede alcanzar una eficiencia de un 90%, llegando en el futuro a versiones más potentes.

Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Facebook