¿Qué tipo de vehículos ecológicos existen?

Los automóviles que no dañan al medio ambiente funcionan con distintos tipos de energías propulsoras, así como motores que se han desarrollado para los combustibles alternativos. Pero aún tienen que mejorar para equipararse a un coche que use combustible fósil. Las aportaciones con mayor importancia al mundo del vehículo ecológico son las siguientes:

Coche eléctrico: Es impulsado por uno o varios motores eléctricos. Se alimenta de unas baterías, que generalmente suelen ser de ión-litio. Se recargan en los enchufes tradicionales de las casas en un intervalo de tiempo que suele variar entre los 20 minutos a las 8 horas, dependiendo del modelo.

Coche híbrido: Son vehículos que combinan el motor tradicional de combustible fósil con un motor eléctrico, de modo que si requiere circular con una mayor potencia podrá optar por usar el combustible tradicional.

Coche de hidrógeno: Existen dos versiones diferentes. El motor de hidrógeno que funciona por combustión y el que funciona por pilas de combustible. El de combustión, utiliza el hidrógeno como un combustible convencional que se quema en el interior de un motor de explosión logrando así general la energía impulsora. Por el contrario, el sistema por pilas de combustible realiza una transformación de hidrógeno en energía eléctrica, lo que hace que sea otro tipo de vehículo eléctrico.

Coches de combustibles alternativos: Existen algunos tipos de combustibles alternativos como son por ejemplo el alcohol, el etanol, el metanol y algunos derivados del gas natural como es el GLP están teniendo mucho éxito por las grandes ventajas que presentan tanto medioambientales como económicas. Otra ventaja de estos coches es que consiguen mantener, casi en su totalidad las mismas prestaciones que los coches tradicionales.

Ahora veremos algunas ventajas de estos tipos de vehículos ecológicos, las cuales son las siguientes:
Ventajas del coche eléctrico: Es un tipo de vehículo que no emite CO2 y usa una energía que nunca se agotará. Los motores apenas hacen ruido y, por lo tanto, no hay contaminación acústica. La recarga de la batería sale muy barata y en España existen instituciones que subvencionan la adquisición de este tipo de vehículos.

Ventajas del coche híbrido: Los automóviles híbridos gestionan de forma más eficaz el consumo de combustible fósil. Su motor eléctrico tiene una gran potencia y las baterías no se descargaran por el hecho de que algo quede conectado. Cuentan con una mayor autonomía frente a los coches eléctricos simples, siendo su recarga bastante más rápida. El coche híbrido puede funcionar en modo eléctrico en pequeños recorridos, lo cual hace que se ahorre combustible.

Ventajas del coche de hidrógeno: El hidrógeno se obtiene del agua que es un recurso muy abundante. No emitirá sustancias tóxicas, únicamente vapor de agua. Las prestaciones que presentan los coches de hidrógeno casi se equiparan a los vehículos tradicionales y, lo más seguro es que lleguen a superarlos en pocos años.

Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Facebook