Nissan se une a la moda de los coches autónomos con su modelo “Autonomous”

El coche eléctrico Prairie JOY, lanzado en 1997, fue el primer vehículo con batería de ión de litio. Le siguió el PIVO en 2005, el primer coche eléctrico con una batería de ión de litio compacta y laminada. En 2010, lanzamos en Estados Unidos y Japón, el Nissan LEAF totalmente eléctrico, y posteriormente, en 2011, en el Reino Unido. La aparición del Nissan LEAF representa un momento realmente histórico en nuestra propia historia y en la historia de la industria automovilística en general, pero es solo el último capítulo de un libro que abarca décadas de trabajo conceptual y técnico. La historia completa se remonta a los años 40, y aquí te la contamos.

Pero en los próximos años, el gran paso que esperamos ver en el sector del automóvil, además del despegue de los coches eléctricos, tiene que ver también con la conducción autónoma.

Ya son muchas las marcas automovilísticas y otros gigantes como Google que están probando sistemas de lo más diversos para conseguir que, conducir, sea seguro gracias a los sistemas de conducción autónoma.

Nissan, por ejemplo, sueña con poner en la calle, al alcance de cualquier usuario (ya veremos precios) sus primeros coches autónomos para el año 2020. Así que otra marca que se suma a la “moda” del coche sin conductor. La marca japonesa espera poder empezar a vender vehículos de auto-conducción en 2020 y también cree que los coches de auto-conducción y los vehículos eléctricos van a ser el futuro del sector del automóvil.

nissan-autonomous-interiorPresumiendo de que cumplieron los plazos prometidos con la salida de su Nissan Leaf, su CEO dice que para ese 2020 será una realidad una serie de modelos con la tecnología de la marca, Autonomous Drive, la cual están probando y desarrollando con diferentes partners como el MIT o universidades de EEUU. Para conseguirlo, pondrán en juego diferentes tecnologías que ya tienen en uso como las cámaras de 360 grados, radares y sistemas basados en láser para la mayor precisión posible. Ahora toca probarlas todas ellas juntas y trabajando con un mismo objetivo.

El Autonomous no basa su concepto de movilidad en los mapas cargados en el sistema de navegación ni en la conexión a internet. Este tipo de sistema a través del GPS y los mapas ya se ha puesto a prueba desde el 2004 en la DARPA Grand Challenge, una carrera de vehículos autónomos que deben llegar desde un punto hasta otro sin intervención humana y disponiendo únicamente de un listado de puntos intermedios entre el principio del circuito y el final. En esta prueba, Google, Toyota, Mercedes-Benz, Audi y Volkswagen (además de Nissan) ya mostraron sus prototipos.

Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Facebook